CONTIGO Y EN BUENAS MANOS

Nutrición canina y felina: Terapia de Alimentación

terapia alimentación para mascotas

"Seguro que algo más le cae por debajo de la mesa, si no, estaría adelgazando con este pienso” “ el pienso es lo mejor para cualquier problema digestivo” “las dietas caseras nunca son equilibradas” “lo importante no son los ingredientes”……¿cuántas veces hemos oído esto? En Integra pensamos que una dieta casera fresca correctamente formulada bajo control veterinario (y fácil de preparar) a menudo es una alternativa mejor para la salud de nuestros pacientes. Además, apostamos por materias primas aptas para consumo humano en el caso de las dietas comerciales.

Pero…¿las dietas caseras no son malas?
En ningún caso se deben extrapolar las necesidades y preferencias alimentarias de las personas a nuestras mascotas, y algunos alimentos deben evitarse (picantes, ajo, dulces, cebolla, uvas, chocolate, leche, etc).
Las dietas caseras formuladas por un veterinario incorporan materias primas frescas de calidad. Las cantidades y proporciones se adaptan teniendo en cuenta las necesidades básicas y de mantenimiento de la mascota: especie, nivel de desarrollo, grado de actividad y las modificaciones que haya que hacer basándonos en las patologías de cada paciente en particular. Se pueden preparar dietas caseras adaptadas a las condiciones de cada animal: enfermedad renal, problemas digestivos, hepáticos, etc.
En Integra, incluimos la evaluación del caso según la Medicina Tradicional China para seleccionar los ingredientes más adecuados para cada paciente. En función de la evolución, podemos variar los ingredientes, proporciones o método de preparación. La variedad es importante, y se pueden emplear alimentos de temporada.

¿Cómo se evalúa el resultado de una alimentación casera?
Si el animal tiene una patología, una buena alimentación puede ser clave para la mejoría
Control del peso y de la masa muscular: a menudo las recomendaciones de ración diaria se manejan en un rango de cantidades. Aunque se calculen las necesidades energéticas de un paciente, puede haber variaciones individuales: el control de peso es fundamental para ajustar perfectamente la ración diaria.
Analíticas sanguíneas
Cambios digestivos: la mayoría de pacientes con dietas caseras tiene una mejor salud digestiva. Sufren menos meteorismo intestinal y defecan de forma fácil y regular. 

 No quiero que mi mascota engorde, ¿puede comer dieta casera?
Sí, siempre que sea bajo control veterinario. Los animales no tienen por qué ganar peso con la comida fresca, ya que se pueden formular dietas para pérdida de peso. A menudo se sienten más saciados que con el pienso y desde luego, disfrutan más del placer de la comida.

 No tengo tiempo para cocinar para mi mascota…
Algunos pacientes necesitan con más urgencia cambiar a alimentación más natural, como los animales con problemas digestivos, alérgicos y oncológicos, pero siempre bajo control veterinario.
Por supuesto, no representa el mismo esfuerzo cocinar para un mastín que para un caniche- la comida se puede congelar y refrigerar. La comida debe ser calentada antes de administrarse- idealmente casi a temperatura corporal, ya que eso mejora tanto su digestibilidad como la aceptación por parte del animal.
Existen también fórmulas comerciales elaboradas con materias primas aptas para consumo humano y que se presentan en formato de deshidratado- se reconstituyen con agua caliente, y en algunos casos son una opción.
Las latas de alimento húmedo en algunos casos son preferibles a su equivalente en pienso seco. Algunas están hechas con ingredientes de producción ecológica.

 

Centro Veterinario Integra

  C/ San Vicente, 5
Majadahonda, 28220, (Madrd)

  916 384 312

  609 203 723

Horario

Lunes – Viernes

10 a 14 h. | 17 a 20 h

Miércoles

10 a 20 h.

Sábados

10 a 13.30 h